Adam Castillejo, un hombre de origen venezolano radicado en Londres se ha convertido en la segunda persona en curarse del virus de inmunodeficiencia humana (VIH) en el mundo.

Castillejo, que durante mucho tiempo fue conocido como “el paciente de Londres” para reservarse su identidad, indicó que su proceso fue difícil y doloroso.

Publicidad

Actualmente irradia alegría, pero no le fue fácil presentarse al público por las críticas, al final decidió contar su historia para transmitir un mensaje de optimismo.

“Me encuentro en una posición única, peculiar y de humildad”, dijo. “Quiero ser un embajador de la esperanza”, aseveró en entrevista con The New York Times.

A sus 40 años, los investigadores del Instituto de Investigación del Sida, IrsiCaixa, y la University Medical Center de Utrecht, en Holanda, confirmaron que no detectaron durante 18 meses ningún rastro del virus en su sangre.

“Buscamos en un número considerable de lugares en donde el VIH le gusta esconderse y prácticamente todos eran negativos, salvo algunos restos fósiles del virus no activo”.

“Es difícil imaginar que se eliminen todos los restos de un virus que infecta a miles de millones de células. Por ello, sugerimos que nuestros resultados representan una curación del VIH”, dijo Ravindra Gupta, autor de la investigación a la revista The Lancet HIV.

“El paciente de Londres” se sometió a un trasplante de médula ósea para trata su cáncer de sangre, además, recibió células madres de donante portadores de una mutación genética que impide al VIH implantarse.

Desde que a principios de los años 80 se diagnosticaron los primeros casos en EE. UU., se estima que 78 millones de personas han sido infectadas por el virus.

39 millones de personas han muerto a causa del sida o enfermedades relacionadas.

Actualmente hay 36,9 millones de casos en el mundo, según ONUSIDA.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here