Oaxaca lo comenzó, y le siguieron dos iniciativas a nivel federal para prohibir la venta de refrescos y comida chatarra en todo el país, pero Tabasco se les ha adelantado y se ha convertido en la segunda entidad en prohibir la venta de los productos a menores de edad.

La propuesta se puso sobre la mesa hace unos días, cuando el gobernador declaró que estaba trabajando en un borrador que enviaría al congreso del estado.

Publicidad

La iniciativa que fue aprobada en menos de una semana prohíbe

“la venta, distribución, dádiva, y suministro de bebidas azucaradas preenvasadas, bebidas azucaradas carbonatadas, golosinas y alimentos preparados con predominio de carbohidratos refinados”.

Como sucedió en el congreso de Oaxaca, parte de la discusión se centró en si la iniciativa afecta a productos locales, como los alimentos tradicionales.

Como en aquel estado, aquí también se dijo que solo aplicará a productos que sean industrializados.

No está de más clarificar que no se prohíbe el consumo de alimentos “chatarra”, refrescos y bebidas azucaradas por parte de los menores de edad, sino que ellos no puedan acceder a los productos por su cuenta.

En el mejor de los casos, el objetivo es que un adulto siempre supervise la ingesta calórica de los menores de edad.

En la misma sesión del congreso se discutió un impuesto añadido del 4.5%, pero la propuesta fue desechada.

Las reformas fueron aprobadas por 22 votos a favor y 8 en contra.

2 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here