La industria musical ha quedado gravemente dañada por la pandemia de COVID-19, especialmente los conciertos en directo, pues no se han podido organizar debido al elevado riesgo que suponen por congregar a tanta gente.

Sin embargo, algunos artistas se han reinventado para volver al escenario lo antes posible, como el grupo estadounidense.

Publicidad

La banda de rock ha tenido una innovadora idea para celebrar sus conciertos sin poner en peligro la salud de sus miembros y su público.

Para realizar su espectáculo en Oklahoma City, ciudad de la que son originarios, cada miembro del grupo estuvo en una.

Pero fueron más allá. Todos los fans que quisieron disfrutar del concierto también estuvieron dentro de una, de esta forma, se evitó el contacto y la interacción entre personas.

Algunos piensan que pasar mucho tiempo dentro de esta burbuja puede ser peligroso para la salud.

Otros, en cambio consideran que es segura porque tiene suficiente aire para varias horas, se pueden usar sin mascarilla y disminuye notablemente el riesgo de contagio.

¿Será este el futuro de la música en directo?

“Me gusta cómo se ve esto, porque puedes emocionarte tanto como quieras, puedes gritar tanto como quieras, simplemente no puedes infectar a la persona a tu lado, no importa lo que te olvides, lo emocionado que estés”,

dijo Wayne Coyne, cantante del grupo, a CNN.

“Esa barrera sigue ahí, ellos están protegidos y tú estás protegido. Esa parte es lo que realmente sentimos que fue el éxito”, añadió.

La idea surgió en mayo

The Flaming Lips se fundó en 1983 y siempre ha estado interesada en la tecnología y la ciencia-ficción.

Sus conciertos son famosos por sus vistosos espectáculos de luces, pantallas gigantes y efectos especiales.

Esto le ha llevado a ganar tres premios Grammy a lo largo de su carrera.

También alguna vez se ha visto a Coyne tocar alguna canción metido en una burbuja de plástico con la que se lanzaba sobre el público para rodar sobre ellos, así que lo que se vio en Oklahoma City no fue del todo nuevo.

Sin embargo, sí era la primera vez en la que todos los músicos y asistentes estaban dentro de burbujas.

Una idea que surgió en mayo, cuando visitaron el programa The Late Show with Stephen Colbert, según recogió también CNN.

“Hicimos un par de canciones con alrededor de 30 personas en las burbujas. Y empezamos a tener una idea de que realmente podríamos hacerlo, ya sabes, y podría suceder”, reveló Coyne.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here