El obispo de la diócesis de Ciudad Victoria, monseñor Antonio González Sánchez, afirmó que usar cubrebocas es no confiar en Dios, de ahí que él jamás lo usa porque confía en la protección divina.

“Dice el dicho: Ayúdate que yo te ayudaré, y me queda muy claro. Pero para mí, a nivel personal, el famoso cubrebocas es no confiar en Dios”, señaló el obispo, durante su homilía de este domingo 14 de febrero.

Y señalando su rostro sin cubrebocas, agregó:

“Como ven mi rostro, casi siempre ando así. No es presunción, es gracias a Dios que ando así porque confío mucho en Dios”.

También les dijo a sus fieles que desea verlos muy pronto a la cara sin cubrebocas: “Deseo fuertemente pronto poderlos ver a ustedes sin esa cosa que traen en la cara, lo deseo fuertemente”, agregó.

Publicidad

Y dijo extrañar mucho a su feligresía que antes acudía a misa y ahora no lo hace por la pandemia de covid-19.

“Extraño con dolor la presencia de otras personas, tristemente mucha gente, muchas personas están llenas de pánico. Y a mi me parece que el sentir miedo, el estar apanicados, es falta de fe”.

Recalcó:

“No niego la situación, ahí está. ¿Pero la confianza en Dios dónde queda?”.

Por último, el obispo de Ciudad Victoria les pidió a sus feligreses que le rueguen a Dios para que pronto termine la pandemia de covid-19, para que así acabar con tanta muerte y tanto miedo.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here