La Red Mexicana de Afectados por la Minería acusó a Miguel Varela Pinedo, como infractor ambiental en el caso del relleno sanitario de Cicacalco.

Esto, de acuerdo a la Ley General de Equilibrio Ecológico y Protección al Ambiente.

La Red acusó también al diputado local José Guadalupe Correa (PAN) y al ex director de Obras Públicas y actual secretario de Gobierno en Tlaltenango, Emanuel de la Cruz.

“Nuestros derechos elementales de vivir en un medio ambiente sano y a la salud fueron violados por la imposición de una obra”, advierte Rema en un comunicado.

Esto, al no tomar en cuenta las condicionantes de la Resolución de Impacto Ambiental (RIA) 2017.

En 2017, la Secretaría del Agua y Medio Ambiente (SAMA) autorizó a través de la RIA la operación de un relleno sanitario tipo C. 

El ex presidente municipal Miguel Varela Pinedo presentó el proyecto como una obra que tendría el mínimo impacto ambiental. 

“Pomposamente nombrado ‘la joya de la corona’, supuestamente sería único en su tipo en el estado de Zacatecas y entre los 20 mejores del país”. 

La realidad fue distinta

El relleno sanitario fue ubicado en una zona natural de recarga de aguas.

“Lla realidad de la obra fue distinta: un proyecto que nunca fue tal, presuntamente por invertir menos dinero del presupuestado, aunado a la falta de programas de vigilancia y monitoreo e irregularidades en su operación provocaron graves efectos”. 

La Red acusó que apenas transcurrió un mes y una semana desde su inauguración, se reportaron anomalías como la descarga de lixiviados intencionalmente arrojadas a un arroyo.

Otros graves incidentes fueron: la inadecuada disposición de residuos sólidos urbanos y de cadáveres de animales.

Además, la dispersión de contaminantes, y la contaminación de fuentes de agua.

“Nos echan la culpa. Pero todo esto es consecuencia de las malas decisiones de un Ayuntamiento infractor y de las graves omisiones por parte de SAMA, SEMARNAT y PROFEPA”.