Destaca Castañeda Ruíz buena relación con poder Ejecutivo y Legislativo

0
1399

El respeto y la disposición al diálogo fueron las características relevantes de la Judicatura Estatal, en relación con los Poderes Ejecutivo y Legislativo, así como con las diversas instancias federales, estatales y municipales con las que interactuamos en la esfera de nuestra competencia, reconoció Juan Antonio Castañeda Ruiz, presidente del Tribunal Superior de Justicia.

Al presentar su cuarto informe de actividades, destacó la atención e intensa comunicación con los operadores jurídicos y especialmente, con las y los ciudadanos, en aras de facilitar el acceso a la justicia de todos.DSC07806

Detalló que se presentaron 21 mil 176 casos en materia familiar, civil, mercantil, infantil, penal.

Se informó que se tiene acceso a la justicia por medio de 62 órganos jurisdiccionales a la orden de la ciudadanía en 18 distritos judiciales.

Castañeda Ruiz informó que en 2015 el Tribunal Superior de Justicia del Estado obtuvo el cien por ciento en la calificación de las evaluaciones trimestrales realizadas por la Comisión Estatal de Acceso a la Información Pública.

El presupuesto del Tribunal Superior de Justicia para el año 2015 fue de 375 millones 47 mil 462 pesos, que fue invertido para un poder ofrecer un mejor servicio a la ciudadanía con resultados excelentes.

DSC07812

Resaltó la creación del juzgado especializado infantil en el distrito judicial de la capital, creación del Juzgado Segundo Civil del Distrito de Fresnillo, creación del Centro de Convivencia Familiar Supervisada del Poder Judicial, se realizó el octavo encuentro estatal de magistrados y jueces, capacitación de trabajadores del Tribula de Justicia.

Por su parte, el gobernador Miguel Alonso Reyes destacó el rediseño de los sistemas de justicia para enfrentar los retos que se enfrentan ante la convivencia de una sociedad cada vez más compleja.

En los últimos 5 años se ha colaborado con las instituciones del Poder Judicial para construcción del nuevo sistema acusatorio, “representa un significativo cambio de paradigma en la forma de procurar e impartir justicia”.