Miles de estudiantes «privados» usan transporte público

0
5494

Eric se levanta a las 5:30 de la mañana para ir a la universidad.

A las 6:15 ya está en la parada del camión para tomar la ruta 8 que lo llevará de Colinas del Padre a la clínica del ISSSTE; de ahí, caminará 1 kilómetro hasta Plaza Bicentenario donde aborda la ruta 11 (El Dorado) que lo traslada hasta su escuela.

Al mes, los papás de Eric gastan 520 pesos.

Si la carrera que cursa fuera impartida en la Universidad Autónoma de Zacatecas (UAZ), seguro estaría ahí… pero Educación Física y Deporte no es parte su oferta académica por eso tiene que asistir a una universidad privada.

Al igual que él, más de 2 mil 500 estudiantes de universidades privadas están usando el transporte público y no cuentan con los beneficios de la UAZ.

De acuerdo con un estudio realizado por la Universidad de la Vera-Cruz (Univer), se especifica que los alumnos que asisten a este tipo de instituciones educativas son de clase media y media baja.

Carlos López Aranda, rector de esta institución, aseguró que “los hijos de las familias adineradas no están estudiando en Zacatecas” por lo que es un mito que los estudiantes de estas escuelas sean ricos.

images

Verónica Félix Castañón, gerente administrativo de la Universidad Interamericana para el Desarrollo (UNID) dijo que la mayoría de los alumnos que asisten a esta escuela provienen de diferentes municipios por lo que “tienen un ingreso menor y lo tienen que estirar para subsistir todo el mes”.

DSC07331

Marcela Villa Cisneros, Secretaria Académica de la Universidad Autónoma de Durango campus Zacatecas (UAD) refiere que cerca del 70 por ciento de los alumnos que estudian en esta institución arriban a la misma en transporte público.

10176181_821595411207083_6982629607052821618_n

Al igual que la UNID, la UAD ha solicitado apoyo a la presidencia municipal para alcanzar un acuerdo de descuento para sus estudiantes.

En los tres casos, los esfuerzos han sido aislados; sin embargo, la autoridad está dispuesta a intermediar para que los concesionarios del transporte público ofrezcan este beneficio.

Buscarían universidades privadas “pasaje preferencial” para el 70 por ciento de sus alumnos