Se le acaba la imaginación al premio Belisario Domínguez

0
2799

 

Llegó la temporada navideña, de fin de año y también la de la publicidad desmedida para aprovechar el calor de estas fiestas (incluso a veces desde octubre). Las marcas comparten con el público lo mejor de sus productos con campañas que saltan a la vista y que indudablemente corroboran que el medio es el mensaje; pero hay empresas, compañías que no sólo comparten lo anterior, sino también “la inventiva”, tal y como hace «Palacio de Hierro» con su campaña del “Señor Claus”.

MR-CLAUS

De acuerdo al portal IMAGEN como cada año, los del eslogan de “Soy totalmente Palacio” y el centro comercial Yorkdale , principal centro comercial de Canadá, lanzan publicidad con su aspecto elegante y con estilo que los caracteriza, pero éste 2015 usan la misma campaña e incluso, el mismo modelo: Paul Mason.

«The Modern Santa Claus» y “El Señor Claus” es lo mismo.

1449786057-syn-elm-1449774717-internal94-1024x578

Este 2015 el tema de la campaña de diciembre del Palacio de Hierro es «Mr. Claus llegó al Palacio de Hierro«, una versión moderna, estilizada y atrevido de Santa Claus interpretado por el modelo “oldie” Paul Mason, y equipado por el estilista Christopher Campbell y el fotógrafo David Roemer. La campaña fue conceptualizado en un par de semanas (Eso es lo que Nacho Borja el director creativo de Terán dijo.) Y trata de hacerle sentir como una celebridad verdadera (persona que se conecta con los clientes), por lo que creó una página de Facebook verificada, respondiendo eso sí, de una manera muy correcta y a la moda, las cartas de algunos adultos.

Nos encontramos con otra publicidad llamada «La moda de Santa» que es básicamente la misma, incluso mejor. Y es que el centro comercial de Toronto Yorkdale introdujo la moda de Santa para su campaña de vacaciones de 2015, y que en realidad es la misma versión moderna, estilizada y atrevido de Santa como la de “Palacio de Hierro”, y cuando digo lo mismo, lo digo en serio, también es interpretado por el mismo modelo, ¡Paul Mason!