Profeco arremete contra las aguas «alcalinas»

Lo prometido es deuda, y ahora la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), se va en contra de las aguas alcalinas, a través del Laboratorio Nacional de Protección al Consumidor, se realizó un estudio de calidad a 22 presentaciones de agua alcalina y encontró que 19 no cumplían con los beneficios prometidos.

En el comunicado, Profeco señaló que, ante esto, evió requerimientos de información a las marcas y empresas que no cumplían con lo ofrecido, para darles la oportunidad que soporten y documenten científicamente sus promesas.

Durante la revisión, afirmó que «o se encontraron los estudios científicos que demuestren o establezcan diferencias entre el agua para consumo humano de uso generalizado y la denominada agua alcalina». Detallo que dentro de los aspectos analizados se encontraba la información comercial, el contenido neto, el pH y la calidad sanitaria.

“En los productos se encontraron leyendas que ofrecen beneficios que no se demuestran, tales como alcalinízate, oxigénate, equilibra el pH, equilibra tu salud, neutraliza radicales libres, elaborada de manera 100 por ciento natural, fortalece el sistema inmune; elimina la acidez, desintoxica, mantén el pH de tu cuerpo en balance, agua única y de carácter, elimina toxinas, esencial para el equilibrio de tus células, hidratación inteligente, hidrátate de forma eficaz manteniendo tu cuerpo en equilibrio”, explicó.

Indicó que en el estudio se detectó incumplimiento al inciso de la NOM-051-SCFI/SSA1-2010, que indican: “No se podrán hacer declaraciones de propiedades cuando se pretenda atribuir al producto características que no contiene o posee ni declaraciones asociadas a la disminución o reducción de riesgo de enfermedad” y “La información contenida en las etiquetas de los alimentos y bebidas no alcohólicas preenvasados debe ser veraz y describirse y presentarse de forma tal que no induzca a error al consumidor con respecto a la naturaleza y características del producto”. El estudio se llevó a cabo del 13 de noviembre de 2018 al 15 de febrero de este año, donde las normas que se emplearon como referencia en el estudio son la NOM-002-SCFI-2011. Contenido neto-tolerancias y Métodos de verificación; NOM-051-SCFI/SSA1-2010, especificaciones generales de etiquetado para alimentos y bebidas no alcohólicas preenvasados-Información comercial y sanitaria. Así como la NOM-086-SSA1-1994, bienes y servicios. Alimentos y bebidas no alcohólicas con modificaciones en su composición. Especificaciones nutrimentales; y NOM-201-SSA1-2015, productos y servicios. Agua y hielo para consumo humano, envasados y a granel. Especificaciones sanitarias.

Información de: Milenio

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *