La onda expansiva

0
64

Lo sucedido en Morena es digno de análisis.

El resultado del proceso interno en ese partido viene de lejos.

Por lo menos en Zacatecas.

Desde la fundación de ese instituto político en la entidad, Morena es una franquicia endosada a un grupo de políticos cuyas glorias pasadas son incuestionables.

Pero el futuro los alcanzó.

Y las formas de hacer política son exactamente las mismas que hace 50 años.

¿Las formas son las mismas?

Sin duda

Aún hay que salir a la calle a arrebatarle al poder los espacios que la sociedad requiere.

Y hace 50 años lo hicieron de forma implacable… cuando tenían 50 años menos.

El dilema es que a la vuelta del tiempo se convirtieron en lo que ellos combatieron.

Lo cual no los hace únicos, solamente los hace iguales.

Y por supuesto, el partido se convirtió en una estructura enclenque.

A tal grado llegaron las deficiencias del partido que el candidato a gobernador en 2021 no tuvo el acompañamiento de la dirigencia de su partido.

Mientras que la candidata de la oficialidad era respalada por los dirigentes de los partidos aliados (un día y otro también), en Morena el candidato caminaba por una ruta.

Mientras que la dirigencia del partido andaba en sentido contrario.

Sin embargo, los recursos públicos que recibió, sirvieron para comprar un edificio que se convirtió en la sede del partido.

Una compra poco clara que provocó un escándalo y que puso en duda la honorabilidad de los integrantes de la dirigencia estatal.

Y como las leyes de la física aplican en la política, Isacc Newton no se equivocó… otra vez.

Ante la ausencia del trabajo partidista por parte de los propietarios de la franquicia, la reacción viene desde el grupo que, desde el territorio, ha trabajado en los últimos años.

Un triunfo que provocará un cambio en la dirigencia del partido y cuya onda expansiva podría llegar a los pasillos de Palacio Nacional.

Ahí podría dejarse el mensaje de que la lealtad del gobierno estatal está con el Presidente de México.

La bendición

Curioso. Los duros de Morena hoy se parecen tanto a los criticos del PRIANRD. Las formas de criticar el resultado de la elección del fin de semana pasado los convierte en uno. Los extremos se tocan. Suele suceder